domingo, 5 de junio de 2011

Ronald Gallardo - Malas Palabras







La verdad que jamás me propuse escribir nada, ya que para mi las palabras siempre me parecieron códigos extraños, complejos y muy lejanos.

Recuerdo que cuando niño llegó a mis manos un par de ejemplares de revistas de cómic de superhéroes y de mampato.

Las palabras eran como jeroglíficos inentendibles, que flotaban en esos globos que suspenden los diálogos de los protagonistas de una historia. Pero no era tema ese, daba lo mismo. Con un plumón tachaba y omitía esos malditos globos que intentaban desorientar mi atención y determinar una cierta manera de conocer, aprender y crecer.

Entonces entre el hombre araña y Ogu, fui construyendo un mundo de imágenes e historias que hacían perderme por días completos en el potrero del colocolo ubicado frente a la casa de mi abuela. Donde entre canales de regadío, sauces llorones y una tremenda construcción abandonada de lo que es hoy el estadio del popular, me arrojaba a interpretar junto a mis amigos, las más alucinantes aventuras heroicas para salvar al mundo de las garras de algún invasor mutante o de la dominación y la esclavitud. Enemigos que para nosotros, que éramos muy chicos, siempre supimos que se trataba de los militares. Entonces durante todo el día recorríamos el potrero de punta a punta, recolectando palos, cueros de guarenes, patas de baca, cuerdas, piedras filudas y todo lo que fuese necesario para construir armas y combatir al enemigo. Con el objetivo final de salir victoriosos y recibir de las manos de una doncella, la preciada espada del honor o la añorada carta de los misterios.

En ese tremendo potrero que fue por muchos años el escenario vital de todos mis juegos, fuimos creciendo junto a mis amigos con quienes ya hechos unos jovenzuelos, fundamos la pandilla de “Los Montgomery”, su nombre refería a esa hermosa prenda de vestir azul marino y con botones de madera tipo bollas de buque. Tiempos en que tener uno de esos era una gran cosa, nos daba status y categoría, pero por sobre todo nos daba el honor de formar parte de los montgomery. Ya éramos más grandes, por tanto nuestro ingenio era más elaborado, y un día rompimos los forros de nuestros montgomery y entramos a robar mermeladas en tarro al único supermercado de la villa Santa Elena.

Nos dimos cuenta entonces que éramos capaces de más y fuimos yendo al supermercado una y otra vez hasta que armamos una gran despensa de dulces, galletas, mermeladas y manjares.

No teníamos donde guardar nuestros víveres y se nos ocurrió construir unos fuertes de piedra en medio del potrero. Volvimos entonces y sin darnos cuenta a nuestros terrenos, donde nos sentíamos absolutamente seguros. Diseñamos todo un sistema de turnos para resguardar nuestro tesoro y para que sin ser sorprendidos pudiésemos compartir un poco de ello en la mesa de nuestras casas. En medio de esa aventura de vivir, fuimos protegiendo de una menara muy seria y comprometida la personalidad de cada uno de los montgomery. Esos fuertes de piedra guardaron los relatos secretos de los primeros amores, las primeras conquistas, las primeras traiciones.

Y los años pasaron y en esos fuertes nos seguimos juntando clandestinos en plena dictadura y sirvieron también para esconder los materiales que utilizamos para interrumpir la locomoción colectiva o volar una torre de alta tensión en departamental.

Pero llegaron los tiempos de la maldita madurez y entonces todos nos vimos impulsados por los designios del sistema, a abandonar esos territorios de los sueños, donde sentíamos que era posible conquistar un nuevo mundo. Entonces aquellas palabras determinantes de los discursos del saber, de las historias instituidas por un orden que no era el nuestro, se fueron infiltrando en la maya cognitiva del ser social y de poco en poco pasamos de ser sujetos sociales a sujetos sujetados por el consumo del libre mercado.

Rápidamente nos fuimos quedando en casa de una manera por cierto poco segura, y compramos en el supermarket las palabras mal dichas del discurso adulto-céntrico, comenzamos a esforzarnos para vivir el día a día.

Dejamos de manera acelerada de seguir nuestros objetivos, dejamos tirada la red solidaria del mundo popular, y aquella particular y especial manera de descifrar los estados del orden y sus complicidades.

Bueno amigos y amigas, Cros. He querido contarles este pequeño bosquejo de un pedacito de mis historia de infancia, porque seguramente hoy en día estamos todos más viejos, más canosos y gordos. Mucha agua a pasado bajo el puente,…pero donde también nos reconocemos vivitos y coleando…y seguramente nuestros sueños nos siguen haciendo eco, hablando desde un lugar presente…nutridos de la experiencias del pasado, donde su lenguaje nos da la alternativa de construir nuevas realidades o a lo menos hacernos nuevas preguntas…y por ahí arribar a nuevas respuestas. Eso es para mi el diseño de un Cabaret de palabras mal escritas; el lenguaje que funda todos mis actos.

Muchas gracias a todos y todas por estar aquí esta noche.
Ronald Gallardo
2 de Junio del 2011

Hablemos claro - y divulguemos

¿Qué es HidroAysén?
Es la fusión de Endesa-España y Colbún S.A. Endesa España es dueña del 51% de la empresa fusionada.

¿A quién pertenece Endesa-España y Colbún S.A.?
El 92 % de Endesa-España pertenece al gigante de energía italiano ENEL (31,6 % de este es del Estado Italiano). Colbún S.A. pertenece al clan Matte, de Chile.

¿Principales características del proyecto HidroAysén?
HidroAysén sería un complejo hidroeléctrico de 2.750 MW (Mega Watts) de potencia instalada, en dos de los ríos principales de la región: Baker con 2 represas; y Pascua con 3. Esto significaría la inundación de 6.000 hectáreas (há). El costo estimado del proyecto es de 4.000 millones de dólares.

Este sería el proyecto con el mayor impacto ambiental en la historia de Chile.

¿Principales características de la línea de Trasmisión?
HidroAysén necesitaría una línea de trasmisión de 2.300 Km. De largo, con 6.000 torres de 60 a 70 metros de altura, con un costo estimado de 3.000 millones de dólares. Esta línea atravesaría el 51 % del territorio chileno e impactaría territorio Mapuche, 8 regiones, 66 comunas, 16 áreas protegidas del estado, 32 áreas protegidas privadas. En suma, 4.600.000 hà directamente afectadas.

6.000 torres de alta tensión y la expropiación de una franja de terreno de 70 metros de ancho.

¿Esta electricidad sería para los consumos domiciliarios?
No, sería para el centro industrial de Chile, para las deficiencias energéticas de la R.M., y para las actividades de extracción minera en el Norte.

Por sus características técnicas a este tendido NO se le puede inyectar ni extraer energía eléctrica en el camino.

La caída de una torre significaría dejar en oscuridad a 2/3 del país. Entre el 10 y el 15% de la electricidad se pierde en la conversión bidireccional de electricidades continua y alterna.

¿Son estas las únicas represas que se proyectan en la Patagonia?
No. Energía Austral (Xstrata-Cooper) pretende construir otras tres centrales en la Patagonia, que afectarían Río Cuervo, Río Blanco y Lago Cóndor. Recientemente ha hablado de una cuarta represa que llamaría Blanquito. Nota: Xtrata-Cooper lleva emprendimiento minero -El Morro- en el norte de Chile.

¿Qué ha posibilitado este proceso?
El sistema Constitucional y Jurídico ultra-neoliberal instalado en Chile en dictadura: la Constitución de 1980, el Código de aguas de 1981 y Ley General de Servicios Eléctricos, y el DFL 1 de Minería de 1982, desempoderan al Estado y al pueblo, y empoderan corporaciones de lucro.

Por otra parte el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental en Chile está cooptado políticamente, manipulado por los proponentes de proyectos industriales y/o por los gubiernos de turno.

¿Y en que condiciones se aceptó el Estudio de Impacto Ambiental de HidroAysén?
El proyecto de generación fue separado del proyecto de trasmisión, desacoplando mañosamente los efectos sinérgicos negativos. El estudio de impacto ambiental de las represas fue presentado sin la información esencial, así lo ratificaron 21 servicios públicos. Fue un intendente quien impidió políticamente que la COREMA (Comisión regional del Medio Ambiente) votara por el rechazo en su momento.

¿Necesitamos tanta energía?
El modelo de crecimiento impuesto a la fuerza y sin el debate de sus actores y afectados, habla de la necesidad creciente de energía en el marco de la amenaza (el chantaje) de la escacez.

Pero, ¿Es verdad que necesitamos construir más represas y duplicar la capacidad de generación de energía
al 2020, como se proyecta en los medios de comunicación, sin el modelamiento en base a datos duros?

En los últimos años, Chile ha necesitado menos energía a causa del ahorro, la eficiencia energética y una tasa de crecimiento con demanda negativa.

La proyección real de la demanda estaría entre el 4 y 6% anual desde el 2011 al 2020 (www.futurorenovable.cl) y podría disminuirse si se desacoplara crecimiento económico y demanda energética.

Sin embargo la Comisión Nacional de Energía proyecta una demanda de energía anual del 6 al 7 %, que NO se ha cumplido en los últimos 10 años y cuyo promedio ha sido del 3,75 %.

Expertos señalan que con ahorro y eficiencia energética podríamos evitar producir 2.500 MW hasta el 2025.

En la actualidad Chile necesita una política energética –pensada entre todos sus actores- que disminuya la dependencia de los hidrocarburos y de las grandes represas, con una fuerte tendencia al uso de energías renovables no convencionales y la eficiencia energética.

Chile debe y puede optar por el desarrollo de nuevos métodos de aprovechamiento energético renovable: energía eólica, solar, hidráulica, mareomotriz, geotérmica, biomasa y otras.

Si HidroAysén fuese llevado a cabo, las empresas involucradas consolidarían monopolios del 90% del mercado energético chileno y de más del 80% de los derechos de agua no consuntivos en Chile. De paso este proyecto dejaría anualmente entre 1.200 a 1.400 millones de dólares en utilidades.

Hidroaysén es un poder fáctico que daña y profundiza el daño a esta imperfecta y amarrada democracia.

HidroAysén NO es necesario desde el punto de vista energético.

HidroAysén NO es un proyecto país.

jueves, 28 de enero de 2010

¡¡BIENVENIDOS!! a la OCDE

Ocde propone bajar indemnizaciones y cambiar ley de quiebras para subir productividad

El organización internacional publicó ayer su Estudio Económico de Chile 2010, en el que además plantea elevar las sanciones en casos de colusión de precios, supervisar de modo más estricto a las instituciones no bancarias que otorgan créditos y reducir las exenciones tributarias.

http://diario.latercera.com/2010/01/28/01/contenido/10_22443_1.html

lunes, 25 de enero de 2010

Identifican los restos de 11 detenidos en La Moneda en 1973

Esto se logró tras un análisis de ADN nuclear realizado en el Instituto de Medicina Legal de la Universidad Médica en Innsbruck, hasta donde el SLM envió las osamentas de detenidos desaparecidos encontradas en Peldehue. El magistrado Juan Eduardo Fuentes Belmar, que investiga el secuestro calificado de 32 personas que estabanen la sede del Ejecutivo cuando sobrevino el golpe militar, ya notificó a los familiares de las víctimas.

http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2010/01/25/identifican-los-restos-de-11-detenidos-en-la-moneda-en-1973/

Piñera apoyando a Pinochet

martes, 19 de enero de 2010

Por qué ganó la Derecha?

Frei:
Hay que pagar la deuda histórica de los profesores?
"No hay plata para eso"
http://www.youtube.com/watch?v=7Bi1AZu9GWc&feature=PlayList&p=F8E0D512EB12FA1B&playnext=1&playnext_from=PL&index=59


Frei:
"Un dia un profesor ganará 800 o 1 millón de pesos. Cuando en dictadura ganaban 20 lucas, 30 lucas"
http://www.youtube.com/watch?v=QsQT3s_At0I&feature=PlayList&p=F8E0D512EB12FA1B&playnext=1&playnext_from=PL&index=60

Frei:
"Hemos defendido la inmunidad diplomática del senador Pinochet...y podemos entender la situación humana que atraviesa la familia"
"Se está violando la inmunidad diplamática..."
http://www.youtube.com/watch?v=34-k_ENIvF0

"Puedes cambiar este gris.
Es un momento crucial
Hay que salir al sol"

La revolución pinguina de 2006
http://www.youtube.com/watch?v=6s17JmVOgWY

El desalojo de los deudores habitacionales de ANDHA Chile desde la ribera del Mapocho el 18 y 19 de Junio de 2009
http://www.youtube.com/watch?v=qkD3cZf586Q&feature=related

"En Noviembre de 2008, el gobierno consensuó con la Alianza por Chile una nueva ley...que avanza hacia reconocer la posibilidad de lucrar con la Educación chilema"
http://www.youtube.com/watch?v=0y02usDPVnY

domingo, 17 de enero de 2010

Cagamos....

Axxion, sociedad por la que el Presidente electo Sebastián Piñera controla el 19 por ciento de LAN, aseguró que no tiene explicación por el aumento de sus acciones, que provocó la suspensión por parte de la Bolsa de Santiago.
http://www.cooperativa.cl/sociedad-de-pinera--no-hay-hechos-que-expliquen-la-variacion-en-la-bolsa/prontus_nots/2010-01-19/200313.html



"Lo que se me informó, es que periodista de Sebastián Piñera acordó entrevista con canales, pidiendo no hacer preguntas sobre empresas. Todos aceptaron. A CHV no informaron de restricción e Iván Núñez fue a hacerla. Antes de ello le recordaron limitación, lo que Iván criticó. Ello derivó en cancelación" (Paulsen)

(Y ahora que hacemos si no tenemos prensa alternativa. Recuerden que la Concertación les quitó toda la propaganda del estado y practicamente las hizo desaparecer.)

Novoa critica que procesos por DD.HH. sigan abiertos 30 años después
http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2010/01/19/novoa-critica-que-procesos-por-dd-hh-sigan-abiertos-30-anos-despues/

Luis Sepúlveda: A escasas horas de la elección

A escasas horas de la elección

En pocas horas se define una vez más el destino de Chile y nuevamente nos vemos enfrentados a la disyuntiva de elegir entre lo peor y el mal menor.

Si yo pudiera votar en Chile lo haría por Frei en esta segunda vuelta. No me gustó su gobierno, no me gusta la Concertación, pero tengo meridianamente claro que Piñera representa una nefasta vuelta al pasado que, ninguna mujer u hombre de izquierda responsable, puede permitir por omisión.

Algo ha cambiado en estas elecciones, y es que ya no se puede entregar un voto en blanco, simplemente votar, delegar y olvidar el asunto hasta la próxima elección.

Si gana Frei, habrá que exigir mediante todas las formas de participación ciudadana que cumpla sus compromisos electorales y mucho más.

Si gana Frei será porque una izquierda responsable salvó a la Concertación y esa misma izquierda deberá exigir el cumplimiento de cuestiones fundamentales para el retorno a una plena normalidad democrática.

Chile necesita una nueva Constitución, ya basta de parches y suaves enmiendas a la Constitución que dejó la dictadura.

El país requiere una Carta Magna que represente a todos los chilenos y chilenas, sobre todo a las minorías segregadas, a los mapuches y otras etnias que también son parte de la nación. Una nueva Constitución que permita derogar definitivamente las leyes odiosas que dejó la dictadura, como la de educación, y que abra el camino para que la justicia castigue de manera ejemplar a todos los que violaron la institucionalidad democrática.

Una nueva Constitución que no ampare el asesinato de niños mapuches ni la aplicación de una pseudo legalidad anti terrorista a los que reclaman sus derechos ancestrales, y se oponen al expolio de un territorio que les pertenece desde que existen sobre la faz de la tierra chilena.

Si gana Frei, será porque una izquierda democrática y responsable salvó a la Concertación y esa misma izquierda deberá exigirle una urgente recuperación del rol del Estado en materias tan sensibles como la educación y la salud, la previsión y dignidad del trabajo, el transporte y el destino de nuestra principal riqueza mineral, el cobre.

Si gana Frei, será por los votos de una izquierda que, representando el sentir de la mayoría, exige el fin del dominio del mercado como única fuerza decisiva del porvenir de todos.

Si gana Piñera, pese a los defensores de la “alternancia”, Chile estará gobernado por un mercachifle cuya fortuna tiene dudosos orígenes, por un “empresario triunfante” al estilo Berlusconi, por un negador de la complejidad social al estilo Aznar, en definitiva por un capataz del lucro y la desigualdad.

Qué diablos, hay que elegir entre dos males y yo llamo a votar por el mal menor, a votar por Frei en pocas horas.

Luis Sepúlveda, Gijón, sábado 16 de enero de 2010
Texto publicado en el blog de Luis Sepúlveda, autorizada su difusión
mencionando la fuente:
http://www.lemondediplomatique.cl/-Luis-Sepulveda-.html

viernes, 8 de enero de 2010

ASAMBLEA CONSTITUYENTE AHORA!

Cros:

Interesante cuestion el debate planteado. Pero una mirada distinta me dice que en Chile no existe la confrontacion de dos sitemas distintos de regimen y gobierno. La dictadura hizo bien su trabajo y la Concerta lo ratificó: no existe izquierda en este país que proponga un cambio de sistema economico, politico y social. Todos los actores politicos relevantes estan jugando dentro del mismo y ahora el pc logró su objetivo: entrar a la cancha institucionalizada y mirada como unica posibilidad y nos invita a todos a creer que la exclusion se acaba con las mijagas de la Concerta al darle la posibilidad de tener tres diputados.

Permitanme discrepar de esta vision. Los que luchamos contra la dictadura y compartimos sueños e ideales por instaurar un regimen y gobierno distinto que transformara esta nuestra sociedad en una que nos incluyera a todos, una socialista de verdad, educacion, salud, distribucion de la riqueza, de la producción del comercio, en beneficio de las mayorias que luchaba contra la dictadura. Sabemos el resultado: perdimos, fuimos derrotados y hoy tenemos el resultado de la negociacion con la dictadura para tener esta democracia, en que participa la alianza y la Concerta. De modo que la contradicción que nos plantea Leo no es tal, no existe contradicion entre derecha y democracia. La contadicción fundamental es socialismo o barbarie, entendiendo esta ultima como la expresion del neoliberalismo que explota al ser humano y a la naturaleza, en beneficio de la clase dominante.

Entonces, que hacemos aquellos que aun creemos en los sueños e ideales de entonces, apoyamos a uno u otra expresion dentro del mismo sistema? ¡¡¡No!!! rotundamente NO, expresamos nuestro repudio a esta dicotomia falsa con un voto nulo consciente ¡¡¡ASAMBLEA CONSTITUYENTE!!!

Somos pocos, que duda cabe, pero de pocos se comienza a cosntruir el futuro, del mismo modo como de pocos comenzamos a terminar con la barbarie de la dictadura, en que nosotros nos conocimos en los 80- Hoy un deber de todo aquel que quiere transformar este puto momento politico, que tiene sueños e ideales socialistas, lo hace con dignidad y valentia, no dejandose intimidar por el chantaje concertacionista y su llamado una vez mas al mal menor.
Hoy mas que nunca decimos VOTA NULO, CONTRA LA FARSA ELECTORAL A CONSTRUIR CON UNIDAD ORGANIZACION Y LUCHA NUESTRO FUTURO.

CHICO YURI
MILITANTE DEL MOVIMIENTO DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

Chile Votar hasta que duela

Manuel Cabieses Donoso

“Los ricos están más ricos que nunca, así que no sé cuánto más se van a enriquecer con Piñera”.
(Escritora Isabel Allende, 17 de diciembre 2009).

En ningún otro momento del último medio siglo la derecha estuvo tan cerca -como ahora- de apoderarse del gobierno mediante el voto ciudadano. Las elecciones del 13 de diciembre dieron al empresario Sebastián Piñera una ventaja de 14 puntos sobre el senador y ex presidente Eduardo Frei: 44,05% contra 29,60%. Sin embargo, a medida que se acerca la segunda vuelta del 17 de enero, el panorama comienza a cambiar.

Bajo la superficie triunfalista de las encuestas y de los medios de comunicación, asoman de nuevo -en ayuda de la Concertación- las maltratadas reservas de voluntad democrática para enfrentar al poder oligárquico. Se trata de la última línea de defensa de una coalición de gobierno extenuada por sus inconsecuencias, sus querellas internas y la corrupción de muchos de sus funcionarios y representantes.
Sin embargo, a falta de una alternativa popular y democrática, transformadora de la sociedad, que aún no logra emerger, la Concertación de Partidos por la Democracia representa el “mal menor” capaz de contener la voracidad de una oligarquía arrogante e inescrupulosa. Don Dinero pretende administrar el poder total en Chile, enmascarando su dictadura con el voto obtenido a través de la manipulación de las conciencias, tal como soñó el pinochetismo con su Constitución de 1980, todavía vigente.

Un poco de historia

La tentación del gran empresariado por administrar la suma del poder político, social y económico tiene ya su historia, en el Chile moderno. El primer intento -casi exitoso- lo hizo en 1938 el millonario especulador de la Bolsa y ex ministro de Hacienda, Gustavo Ross Santa María. Pero fue derrotado en forma estrecha por el abogado y profesor radical Pedro Aguirre Cerda, candidato del Frente Popular (radicales, socialistas y comunistas) que alcanzó el 50,26% contra 49,33% de Ross.

En 1952, otro empresario -fundador de una de las principales fortunas del país-, Arturo Matte Larraín, trató también de imponer su riqueza para ser elegido presidente de la República. No tuvo éxito, pero consiguió 27,81% de los votos. Fue derrotado en forma contundente por un ex dictador (1927-31), el general (r) Carlos Ibáñez del Campo (46,8%), que también superó al radical Pedro Enrique Alfonso (19,95%) y al socialista Salvador Allende Gossens (5,44%), que hacía su primer intento de llegar a La Moneda.

En 1958, un empresario -con más pergaminos que Piñera- ganó la Presidencia de la República. Jorge Alessandri Rodríguez, presidente de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) y de la poderosa Confederación de la Producción y el Comercio, independiente afín al Partido Liberal, hijo del ex presidente Arturo Alessandri Palma (1920-25 y 1932-38), obtuvo 31,2% de los votos. Superó en forma estrecha al socialista Salvador Allende (28,91%), al democratacristiano Eduardo Frei Montalva (20,75%), al radical Luis Bossay Leiva (15,43%) y al diputado independiente Antonio Zamorano Herrera, ex cura de Catapilco (3,36%). En el Congreso Pleno el Partido Radical -el partido de la Masonería- votó por Alessandri, dándole la espalda al hermano Salvador Allende, ex ministro de Aguirre Cerda.

El gobierno de los gerentes

La receta de Jorge Alessandri fue trasladar al gobierno los métodos de administración de la empresa privada para “gerenciar” la crisis que vivía el país. Por eso su administración fue conocida como el “gobierno de los gerentes”. Desde luego, la gran empresa -nacional y extranjera- fue beneficiada con las medidas de ese gobierno.

Aunque representante de la oligarquía, Alessandri practicaba una forma de vida sobria y mesurada, bien distinta de la ostentosa conducta del actual candidato de la oligarquía. Alessandri vivía en un departamento de la calle Phillips, frente a la Plaza de Armas, y caminaba diariamente hasta La Moneda. Los fines de semana los pasaba en una parcela cerca de Santiago a la que viajaba en su automóvil particular. Aún no llegaba al país el huracán financiero del neoliberalismo que más tarde traería la dictadura militar-empresarial, agudizando la desigualdad y provocando la transnacionalización de la economía.

En el período post dictadura, otro empresario, Francisco Javier Errázuriz, intentaría comprar el sillón de O’Higgins. En 1989 obtuvo poco más de un millón de votos (15,43%), pero fue superado por el heredero de la dictadura, el ex ministro de Hacienda Hernán Büchi (29,40%), y por el democratacristiano Patricio Aylwin Azócar (55,17%), cuya presidencia inició la ronda de gobiernos de la Concertación que se prolonga hasta hoy.

La Concertación en cifras

El sucesor de Aylwin, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, no tuvo problemas. Fue elegido en 1993 con mayoría absoluta: 57,98% (4 millones 40 mil 497 votos). Pero de nuevo un empresario y candidato de la UDI trató de ganar la Presidencia: Arturo Alessandri Besa (24,41%), sobrino de Jorge Alessandri, ex cónsul de la dictadura en Singapur. Entretanto, José Piñera Echenique, hermano de Sebastián, ex ministro de la dictadura, alcanzó el 6,18%. Este Piñera fue el creador de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que entregaron al capital privado nacional y extranjero los fondos previsionales de los trabajadores chilenos. Parte considerable de esos recursos, unos 50 mil millones de dólares, los han invertido las AFP en el exterior, sobre todo en Estados Unidos. Además, como ministro de Minería, José Piñera promovió la Ley Minera que abrió las puertas a una inversión extranjera que casi no tributa en el país. Solamente en el año 2006 las compañías extranjeras del cobre ganaron 20 mil millones de dólares. Esas utilidades son colosales si se considera que superan las inversiones brutas en la minería de Chile en los 30 años anteriores. El caso más escandaloso son las ganancias de la minera La Escondida, una empresa australiana. Finalmente, como ministro del Trabajo de la dictadura, José Piñera fue autor del Plan Laboral, un conjunto de normas que hicieron polvo los derechos y conquistas de los trabajadores chilenos, desarticulando la organización sindical.

Pero la situación de la Concertación se hizo difícil a partir de Frei. Su sucesor, Ricardo Lagos Escobar, ex radical, militante part time del Partido por la Democracia (PPD) y del Partido Socialista, no alcanzó la mayoría absoluta en 1999. Llegó sólo al 47,96% (3.383.339 votos). Pisándole los talones estuvo el candidato de la UDI, Joaquín Lavín (47,51% y 3.352.199 votos). La candidata comunista Gladys Marín logró 3,19% y el humanista Tomás Hirsch 0,51%. Aunque la dirección del PC llamó a anular o votar en blanco en la primera experiencia de balotaje, gran parte de su votación apoyó a Lagos, que ganó por nariz (51,31%) a Lavín (48,69%).

Las dificultades concertacionistas se repitieron el 2005, enfrentando a una derecha dividida. La socialista Michelle Bachelet obtuvo 45,96% contra 25,41% de Sebastián Piñera (Renovación Nacional) y 23,23% de Joaquín Lavín (Unión Demócrata Independiente, UDI). La suma de los candidato de la derecha superaba a Bachelet (48,64% contra 45.96%). Pero esta vez el Partido Comunista, que había apoyado al humanista Tomás Hirsch (5,40%), llamó a votar por Bachelet. El PC le presentó algunas “condiciones”, entre ellas la reforma de la Constitución y el cambio del sistema binominal, temas de la legislación laboral y de protección del medioambiente, aceptadas de inmediato por la candidata y su comando. De esa forma -aunque Hirsch llamó a votar nulo- Michelle Bachelet pudo derrotar a Piñera por 53,50% contra 46,50%.

Así llegamos a la sombría situación que hoy encara la Concertación. Sin dudas el peor resultado de uno de sus candidatos presidenciales es el 29,60% que el 13 de diciembre obtuvo Eduardo Frei. Deberá definir en segunda vuelta con un Piñera que se presenta con el 44,05%. Sin embargo, surgen dudas si ese porcentaje es el máximo que puede alcanzar el candidato de la derecha, o si tiene posibilidades de crecer succionando la votación de Enríquez-Ominami, de la cual nunca estuvo muy distante.

Los propios analistas de la derecha, luego de la euforia inicial, han advertido que la fortaleza de Piñera puede ser una ilusión óptica. En efecto, su 44,05% es inferior al porcentaje alcanzado por la derecha en 1989, 1999 y 2005. Asimismo, parte considerable de la votación de Marco Enríquez-Ominami (20,13%), proviene de la Concertación y de sectores de Izquierda que votarían por Frei ante el peligro de una victoria de la derecha. El desplazamiento de votos hacia el candidato de la Concertación ya comenzó con el Juntos Podemos (Partido Comunista, Izquierda Cristiana y Socialistas Allendistas) que el 20 de diciembre oficializó su apoyo a Frei. El candidato presidencial del JP, el socialista Jorge Arrate, aumentó en 60 mil los votos del sector y obtuvo 6,21% (430.824 votos) que reforzarán a Frei.

La erosión ideológica de Chile

No obstante, se mantiene en pie la amenaza de que la derecha gane el 17 de enero. No sólo por la contundencia de su propaganda que incluye los medios de comunicación más influyentes del país. Ellos se encargan de mantener viva la imagen de triunfo irreversible de Piñera. Asimismo, es un hecho que hay una percepción de agotamiento de la Concertación y un deseo de cambio que no se expresa con coherencia programática. Por ahora se orienta a reclamar “caras nuevas”, una demanda poco consistente que ningún sector político atiende hasta hoy. Sin embargo, Piñera y la derecha “enchulada” la han capitalizado y reclaman por el “cambio”, sobre todo después del eclipse de Enríquez-Ominami.

En rigor, una eventual victoria de Piñera sería producto de un largo proceso de erosión ideológica y política, que ha preparado el terreno -después de la terrible experiencia de la dictadura- para que el país asimile un gobierno de derecha. La responsabilidad de ese proceso, destinado a borrar la voluntad democrática del pueblo, se debe al efecto en la conciencia y la cultura chilena de la economía de mercado que implantó la dictadura y que ha perfeccionado la Concertación.

Esta suicida política económica y cultural, ha destrozado los cimientos humanistas y solidarios de partidos como el Socialista y el Demócrata Cristiano.

A eso hay que añadir la acción desplegada por la propia derecha, orientada a hacer creer que ya no existen ideologías ni tendencias políticas y que hay un solo sistema económico, social y cultural posible: el sistema capitalista.

Esa línea estratégica de la propaganda de la derecha, cultivada por sus medios de comunicación, por sus centros de investigación y universidades, fue asimilada por la Concertación, que la hizo suya. Lo mismo sucedió con el movimiento “díscolo” de Enríquez.Ominami que creyó en el espejismo de un pacto social que superaría las contradicciones de clase y las diferencias ideológicas, dormidas pero más profundas que nunca. Lo de Enríquez-Ominami fue un pastiche en que ricos y pobres, explotadores y explotados, conservadores, liberales y socialistas, cohabitaban en un mismo proyecto.

A la Izquierda también cabe responsabilidad en la indigencia ideológica, política y cultural a que nos arrastraron la dictadura, la Concertación y la derecha. No sólo se ha prolongado (y agravado) el mosaico que fragmenta a las fuerzas populares. Sus sectores más sólidos no han sido capaces siquiera de dedicar esfuerzos serios a la formación política y a la propaganda anticapitalista, prioritarias en este período.

Un tufillo fascistoide brota así de la operación política y mercantil que ha tratado de lavar el cerebro de los chilenos. Su instrumento principal es la UDI, cuyos 40 diputados la convierten en el principal partido de Chile. Su bancada parlamentaria refleja un audaz trabajo desplegado en la base social por la extrema derecha, heredera sin remilgos de la dictadura militar. Ejemplo de aquello es que Piñera recibió el 42,31% de los votos en las diez ciudades con mayor desempleo del país y el 51,02% en las diez comunas con mayor tasa de pobreza, entre ellas las comunas mapuches. (Estudio estadístico de El Mercurio, 15 de diciembre).

Es cierto que en el plano de la economía, salvo terminar de privatizar lo que han dejado la dictadura y la Concertación, un gobierno de Piñera no se diferenciaría mucho de uno de Frei. Pero habría cambios regresivos en otros ámbitos. Por ejemplo, en derechos humanos. Dictaría una amnistía para militares ya condenados o se interrumpirían los procesos de otros criminales y torturadores. En el ámbito sindical se impondrían la flexibilización laboral y otras medidas para debilitar el movimiento de los trabajadores. La represión a la lucha social sería aún más dura. Detrás de una pretendida defensa de la “seguridad ciudadana”, se levantaría un Estado policial.

Piñera se declara admirador del gobierno de Colombia y de sus métodos. Visitó Colombia en julio de 2008 y recorrió ese país en el avión presidencial, acompañando a Alvaro Uribe y al entonces ministro de Defensa, José Manuel Santos, hoy candidato presidencial. En octubre pasado, Santos envió a Chile a tres miembros de su comando, Juan Carlos Echeverry, Tomás González y Santiago Rojas, para estudiar la campaña y el estilo de Piñera. “Los problemas en Chile y Colombia no son tan distintos. A ambos países les preocupa la seguridad ciudadana y el gasto social en salud y educación”, declaró uno de los asesores de Santos.

El gobierno de Uribe ha generado el más delicado problema que hoy enfrenta América Latina al firmar con EE.UU. un convenio que resigna la soberanía colombiana para permitir la instalación de siete bases militares norteamericanas. Si Piñera es elegido presidente, alineará a Chile junto a Colombia y otros países de la región que han arriado la bandera de la dignidad latinoamericana. Peligrosa tendencia que viene tomando fuerza a partir del golpe de Estado en Honduras, y que busca configurar un bloque contra Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, los países de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (Alba).

La peligrosa situación interna y regional que se crearía si la derecha gana las elecciones en Chile, legitima la necesidad de cerrar el paso a esta maniobra de la oligarquía. La realidad indica que no hay otro camino que votar por Frei… Y ponerse a trabajar en una alternativa de Izquierda que permita librarse del cepo del “mal menor”.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

EL VOTO NULO Y EL INFANTILISMO DE IZQUIERDA

En primer lugar desde el punto de vista político, resulta una opinión periférica que en la historia de nuestro país ya estuvo presente, léase sin ir más lejos los llamados a anular el voto de Tomas Hirsh siempre han tenido un nivel de adhesión paupérrimo, por tanto desde el punto de vista de la eficacia política en un escenario de abierta confrontación política (suma cero). En este mismo sentido argumentar que la derecha ya gobernó por 17 años en Chile y que no hay que temerle, es de una ingenuidad abismante por dos razones:

1.- Porque durante 17 años todos aquellos que vivimos el horror de la represión si tuvimos miedo, si fuimos golpeados, si en muchos casos nos destruyó la vida. Supimos salir adelante pero no es una época que al menos yo quiera que mi familia viva nuevamente.

2.- Porque la derecha concuerda contigo que hay que anular el Chile binominal. Ya que a partir del enunciado de su famosa teoría del desalojo, y su expresión concreta el acceso al poder ejecutivo, simplemente comenzaremos a vivir el uninominalismo donde les entregaremos a los herederos de Jorge Alessandri, de Pinochet, de Jaime Guzmán de Onofre Jarpa la totalidad del poder en Chile.

Para continuar con algunas ideas me parece pretencioso, que te sitúes en una especie de Olimpo desde donde denostar cualquier opinión que se distancie de tu particular forma de ver la realidad política en nuestro país, yo por el contrario tal como en el tiempo de los frentes populares, la Unidad Popular, y desde luego el MDP, tengo confianza que podremos avanzar en un gobierno de Unidad Nacional, que construya una nueva mayoría para Chile. En este sentido me parecen tremendos los doce puntos del acuerdo entre el Juntos Podemos y Frei, entre los cuales quiero destacar (democratización de los medios de comunicación, nueva constitución política, Codelco para Chile etc.), que en definitiva lleguemos al tan ansiado multinominalismo.

Desde el punto de vista ideológico, me parece que nuestro viejo conocido y alguna vez inspirador "Lenin", te acusaría de padecer de infantilismo de izquierda.
Leo Vargas
G80ULS

martes, 29 de diciembre de 2009

Anular al Chile binominal

...El sólo hecho que los tres expresemos la disposición de apoyar a quien saque un voto más en primera vuelta, es notificarle al país que Sebastián Piñera no será Presidente de Chile". Jorge Arrate, 5 de Diciembre de 2009, una semana antes de la elección presidencial.

Jorge Arrate hizo una campaña electoral basada en ideas y principios aunque su llamado a apoyar a Frei en 2° vuelta confirma que su candidatura fue funcional al "negocio" principal: asegurar la llegada del PC al parlamento. La lista parlamentaria conjunta JP+ Concertación que permitió la elección de 3 parlamentarios del PC fue el favor concedido por una Concertación que se binominalizó e intenta desesperadamente evitar que la derecha se haga del poder del Estado que le falta.

La candidatura de Arrate no fue más que otro saludo a la bandera del Juntos Podemos. Un volador de luces para la izquierda dispersa y un nuevo chantaje a quienes se nos obliga a decidir una vez más por "el mal menor", so pena del retroceso que significaría Piñera instalado en La Moneda como el presidente del bicentenario.

El senador Alejandro Navarro (MAS), en su septuagésima voltereta, dice que Frei ahora "representa a una mayoría progresista". El diputado electo por La Serena, Marcelo Díaz (PS), llamó a refundar una nueva fuerza progresista en torno a Eduardo Frei. El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo (PC) dijo que "llamar a no votar, votar nulo o blanco es finalmente votar por Sebastián Piñera". El candidato dice que "apostará a un recambio generacional profundo" haciendo un desmarque desesperado de los partidos políticos. Suma y sigue.

Cómo pueden desesperarse ante el avance derechista y del retroceso que esto implicaría para el país, si la Concertación es la principal responsable del Chile actual, del Chile binominal....? El sistema binominal es mucho más que un sistema electoral. La binominalización se ha extendido en las altas esferas de la dirección del Estado donde co-gobiernan desde hace más de 20 años la Concertación + la UDI y RN.

El Banco Central, el directorio del Banco Estado, Metro, FF.CC, TVN, el Tribunal Constitucional, los consejos asesores ministeriales, la Contraloría General de la República, las mesas de la Cámara de Diputados y el Senado presididas por 2 ex connotados funcionarios de Pinochet.

Chile binominal ha extendido a las grandes empresas, Isapres, AFP´s y los grupos económicos donde connotados e ilustres apellidos concertacionistas Solari, Rincón, Hohmann, Cortázar, Tironi, Correa, Velasco Belisario -hoy en las sombras del comando de Frei-han cohabitado y/o asesorado a pingües empresarios de la UDI y RN en un iryvenir desde el aparato público al mundo de los negocios. ( LIDER, PROVIDA, ALSACIA, etc, etc).

El Chile binominal es el resultado de una Concertación que adoptó la política de los acuerdos con la derecha, ha consolidado y legitimado lo esencial de la obra económica, social y cultural de la dictadura, incluyendo el Plan Laboral, las privatizaciones, la ley de concesiones mineras, las AFP, las ISAPRES, la "LOCE-LEGE", la concentración del ingreso, etc., etc.

Qué nueva fuerza progresista, encabezada por Frei y las viejas castas de poder, impulsará la promulgación de una Nueva Constitución y un cambio al sistema binominal si Lagos firmó la remozada Constitución del 80 en 2005? Por qué no lo hicieron cuando tenían la mayoría absoluta de ambas cámaras (Lagos 2000-2002) y Bachelet al comienzo de su gobierno?

Si Piñera, finalmente, se impone en el balotaje no será responsabilidad de esa izquierda dispersa que se niega a aceptar "el mal menor" sino de los que edificaron el Chile binominal desde las bases dictatoriales y terminaron sufriendo la lección histórica que reseñara magistralmente Radomiro Tomic (DC): "Cuando se gobierna con la derecha, la derecha es la que gana".

Hace unos días en Facebook, dialogaban dos compañeras y amigas de la G80. Una, expresaba su temor ante un posible gobierno de Piñera. La otra le dijo: "qué temor puedes tener a un gobierno de derecha si viviste toda tu juventud bajo la dictadura de Pinochet?..."

Anular es un acto ciudadano valiente, quizás lo único posible ante una democracia electoral restringida y chantajeada por el sistema binominal.

Antonio Briones
G80ULS

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Por qué no votar por la Concertación

Por qué no votar por la Concertación

Quisiera recordar algunos hechos y dichos que, lamentablemente, hacen que no tenga ningún sentido positivo -desde el punto de vista de la democracia, los derechos humanos y la justicia social- un nuevo gobierno de la Concertación:

- El regalo -inconfesado hasta hoy, y que detallé en otras ocasiones- de la mayoría parlamentaria inminente que le aguardaba a Aylwin; al haber aceptado modificar negativamente los Arts. 65 y 68 de la Constitución del 80, en el acuerdo plebiscitado en 1989.

- La nula voluntad por cumplir con el Programa de la Concertación de 1989, una vez que Lagos (Agosto de 2000-Marzo 2002) y Bachelet (desde el comienzo de su gobierno y por varios años) obtuvieron mayoría absoluta en ambas cámaras del Congreso.

- Los intentos -frustrados por ONG de DD.HH. y algunos diputados socialistas- de avalar legislativamente el decreto-ley de autoamnistía, por parte de gobiernos o senadores concertacionistas: Proyecto de Ley Aylwin (1993); Proyecto de Ley Frei (1995); Acuerdo Figueroa-Otero (1995) y Proyecto de Comisión de DD.HH. del Senado (1998)

- Los intentos -también afortunadamente frustrados- de diversos gobiernos o senadores concertacionistas por aprobar leyes que disminuyeran drásticamente las penas a violadores graves de DD HH.: Acuerdo-Marco (1990); Proyecto de ley de inmunidad (2003); Proyecto de senadores concertacionistas y de la derecha (2005); Reflotamiento de dicho proyecto por Bachelet (2007).

- La aprobación parlamentaria -a instancias del gobierno y en 48 hrs.- de una disposición (en la Ley de Reparaciones de 2004) que le impide al Poder Judicial acceder a las denuncias de torturas presentadas ante la Comisión Valech (todo lo contrario que respecto de la Comisión Rettig que las envió de oficio a los tribunalñes); lo que además de constituir una virtual impunidad, atenta contra la Constitución, los tratados de DD. HH. y los principios más elementales del derecho y la justicia.

- El "reconocimiento" del carácter "democrático" (sólo que "imperfecta") de la Constitución del 80 por Aylwin en Agosto de 1991; y su consagración -luego de algunas importantes pero insuficientes reformas- como Constitución "Lagos-Pinochet"; ya que el primero sustituyó la firma del segundo en 2005.

- La preservación esencial del conjunto de instituciones económicas, sociales y culturales impuestas por la Constitución del 80 y por las "modernizaciones" de la década del 80.

- La mantención de la atomización social impuesta por la dictedura, a través de la destrucción o minimización de las organizaciones sociales de los sectores populares y medios: sindicatos, juntas de vecinos, cooperativas, colegios profesionales, gremios de pequeños productores, etc.

- La destrucción de todos los medios de prensa escritos vinculados a la Concertación, surgidos en la década del 80; y de casi todos los posteriores. Esto ha sido reiteradamente denunciado -y nunca desmentido- , entre otros, por los Premios Nacionales de Periodismo Juan Pablo Cárdenas, Patricia Verdugo y Faride Zerán. Denuncias que especifican ¡el bloqueo del gobierno de Aylwin de millonarias ayudas financieras que les ofreció Holanda!; la discriminación del avisaje estatal; y la compra de algunas revistas por jerarcas concertacionistas, para cerrarlas prontamente.

- La tenaz negativa de los gobiernos concertacionistas, a partir de Frei Ruiz-Tagle, a devolver "Clarín" a su dueño Víctor Pey; pese a que en su momento determinaron que dicho diario era de su propiedad, a septiembre de 1973, el Consejo de Defensa del Estado (1975); los tribunales chilenos (1995) y el Tribunal del Banco Mundial (2008). Negativa que, además de su injusticia, ¡ha consolidado el duopolio "El Mercurio-Copesa" en todos estos años.

Todos estos hechos -que por cierto son solo botones de muestra- conducen razonablemente a concluir que -sin perjuicio del notable aumento del gasto público social respecto de la dictadura; y de la significativa disminución de la pobreza absoluta en estos 20 años- el liderazgo de la Concertación ha consolidado y legitimado lo esencial de la obra económica, social y cultural de la dictadura, incluyendo el Plan Laboral, las privatizaciones, la ley de concesiones mineras, las AFP, las ISAPRES, la "LOCE-LEGE", la concentración del ingreso, etc. etc. ¡Si alguien tiene otra explicación, dénla por favor!

Pero además, existen numerosas declaraciones de personalidades que confirman plenamente la tesis anterior:

- Edgardo Boeninger señaló ("Democracia en Chile", 1997) que el liderazgo concertacionista llegó a una "convergencia" con la derecha en cuanto a su pensamiento económico; lo que "no estaba en condiciones políticas de reconocer", en ese momento; y que "la incorporación de concepciones económicas más liberales a las propuestas de la Concertación se vio facilitada por la naturaleza del proceso político en dicho período, de carácter notoriamente cupular, limitado a núcleos pequeños de dirigentes que actuaban con considerable libertad en un entorno de fuerte respaldo de adherentes y simpatizantes" (pp. 369-70)

- Boeninger reconoció que, inconfesablemente, desde el comienzo el gobierno de Aylwin decidió no intentar anular siquiera el decreto-ley de autoamnistía de 1978, ¡pese a que ello estaba en el Programa! (p. 400)

- Apología de la obra económica y cultural de Pinochet efectuada por Alejandro Foxley ("Cosas"; 5-5-2000).

- Apología de Eugenio Tironi: "Las transformaciones que han tenido lugar en la sociedad chilena de los 90 no podrían explicarse sin las reformas de corte liberalizador de los años 70 y 80... Chile aprendió hace pocas décadas que no podía seguir intentando remedar un modelo económico que lo dejaba al margen de las tendencias mundiales. El cambio fue doloroso, pero era inevitable. Quienes lo diseñaron y emprendieron mostraron visión y liderazgo" ("La irrupción de las masas y el malestar de las elites"; 1999)

- Las "declaraciones de amor" efectuadas a Lagos, a nombre de los empresarios chilenos y de la APEC, por el entonces presidente de la CPC, Hernán Somerville ("La Segunda"; 14-10-2005)

- La convicción de un grupo de empresarios amigos de César Barros de que Lagos había sido "el mejor Presidente de derecha de todos los tiempos" en Chile; y su comparación de Lagos con "el hijo pródigo" de la parábola evangélica (Lucas 15; 11-32) ("La Tercera"; 11-3-2006)

- Las declaraciones de Oscar Godoy, quien consultado en 2006 si observa un desconcierto en la derecha por "la capacidad que tuvo la Concertación de apropiarse del modelo económico" de la derecha; respondió: "Sí. Y creo que eso debería ser motivo de gran alegría, porque es la satisfacción que le produce a un creyente la conversión del otro. Por eso tengo tantos amigos en la Concertación; en mi tiempo éramos antagonistas y verlos ahora pensar como liberales, comprometidos en un proyecto de desarrollo de una construcción económica liberal, a mí me satisface mucho" ("La Nación"; 16-4-2006)

- La enorme satisfacción experimentada por uno de los artífices de la "escuela de Chicago", Arnold Harberger, al escuchar a Ricardo Lagos en un seminario en Colombia en 2007: Su discurso podría haber sido presentado por un profesor de economía del gran período de la Universidad de Chicago. El es economista y explicó las cosas con nuestras mismas palabras" ("El País", España, 14-3-2007)

Queridos amigos, entenderán que a la luz de todo lo anterior (muchos de cuyos antecedentes seguramente algunos de ustedes ignoran) no puedo considerar al liderazgo de la Concertación como un "mal menor" respecto de la "Alianza por Chile"; sino como su funesto complemento.

Felipe Portales
Diciembre de 2009
http://www.generacion80.cl